8/03/2016







El karma de nacer rico o nacer pobre
YO SOY Surya y vengo desde el Gran Sol Central con el fin de 

reunirme con ustedes a través de esta mensajera.
YO SOY y he arribado con el propósito de traerles una importante 

Enseñanza sobre el karma y su transmutación.
Si ustedes pudiesen contemplar la Tierra desde la perspectiva de 
los Grandes Seres de Luz, que residen en la eternidad, todo el planeta, 
cada cosa que les rodea y sus cuatro cuerpos inferiores, no son más
que karma. La Energía Divina gastada por los individuos que han 
decidido encarnar y que se hallan en este ciclo cósmico sujetos a la 
existencia en los planos densos inferiores de este universo, se cruza, 
se mezcla y se refleja a través de la conciencia de los individuos
encarnados, tornándose más densa y creando de esta forma el mundo
material que les rodea.
Este mundo se manifiesta gradualmente a sí mismo desde su estado 

latente, creando para ustedes un gigantesco escenario. Y ustedes llegan 
a este escenario, encarnación tras encarnación, con el fin de venir a 
representar sus distintos papeles.
Por lo tanto, puede decirse, de un modo general, que todo el mundo 

a vuestro alrededor representa karma o energía de densa-configuración
como resultado de sus acciones, pensamientos y sentimientos erróneos.
Sin embargo, partiendo de la experiencia de vida, acumulada en esta 

encarnación, llega a ser muy claro para ustedes que difícilmente pueden
aprender cualquier cosa que sea si no hacen algo real en sus vidas.
Constantemente están aprendiendo y constantemente están acumulando 
una experiencia de vida mientras están encarnados. No es posible que no 
lo hagan mientras estén encarnados. No es posible que no lo hagan 
mientras están presentes en el mundo material con el propósito de recibir 
una educación y adquirir la experiencia que fuere necesaria.

Una vez logrado el nivel requerido de conciencia, estarán en capacidad
de controlar el estado del mundo en derredor vuestro permaneciendo dentro
del mundo mismo. Podrán transformar el mundo que les rodea permitiendo
que la Energía Divina permee vuestro ser y mientras la conciencia se
mantenga en un alto nivel, vuestras vibraciones también ascenderán. 

Al imantar vuestras vibraciones en el mundo circundante, podrán 
transformar el mundo físico y acercarlo más y más al modelo divino.
Esto es lo que se representa en la Gran Obra – la Obra de Dios.
Haciéndose presente en cada uno de ustedes, Dios crea inicialmente 
una ilusión y después El/Ella/Eso la materializa o destruye. En forma 
similar, el niño arma un castillo de arena y después de destruirlo, 
vuelve a diseñar otro más perfecto. Y su creación va perfeccionándose 
cada vez más y acercándose al modelo de perfección, superando 
cada vez más la creación anterior.
Ustedes son semejantes a dioses y tienen también la oportunidad 
de crear y manifestar modelos o formas perfectos en sus vidas.
Algunos individuos prefieren recorrer el camino trazado por ellos 

mismos y basar sus vidas y realidad circundante mediante estándares 
que distan de la perfección. Dios siempre les permite experimentar. 
Tarde o temprano, tendrán que verificar por sí mismos si lo que 
crean es hermoso y armónico y encaja dentro de marcos perfectos 
o si es feo y deforme, debiendo ser transformado o renovado.

Por lo tanto, si prefieren guiar su vida por sus propias reglas, 
mediante estándares de baja calidad y referentes no-divinos, 
están en todo su derecho de hacerlo.
Ustedes hacen presencia dentro del mundo para aprender a 
diferenciar los modelos divinos de los que no lo son y que se 
esfera de la vida. Bajo las condiciones del mundo dual todo luce 
de un modo dual. Es así como algo que aparenta ser bueno, 
puede ser malo mientras que algo que aparenta ser malo o 
incorrecto, puede resultar siendo una invaluable contribución 
hacia el avance de vuestra alma.
Por lo tanto, se recomienda que nunca juzguen con su mente material.
Un hombre/mujer aparentemente pobre (según el grado de 

comprensión de su conciencia), podría ser un hombre/mujer 
espiritualmente rico, poseedor de invaluables fortunas desde 
su cuerpo causal. Y este individuo ha venido a encarnar para 
adquirir especialmente la experiencia de llevar una vida miserable 
puesto que sus otras reencarnaciones no le habían dado la
oportunidad de adquirir dicha experiencia. Aceptar, a nivel 

conciente, llevar una existencia miserable y exponerse a sus 
humillaciones – es un alto logro espiritual. 

Muchas almas elevadas que han venido a reencarnar, han realizado
cuan preciosa resulta dicha experiencia y han cedido espiritualmente sus
propiedades y su estatus social, y se han convertido en gente pobre. 

Son muchos los ejemplos que se relatan en la historia. Por mencionar 
solo dos, tenemos a San Francisco de Asís y a Gautama Buddha.
Si ustedes se hubiesen encontrado con Buddha, en el bosque donde 
permanecía sentado durante su período de prueba, probablemente 
hubiesen pensado que ese 'pobre' hombre – no era nada y no merecía 
de su atención -. Y hubiesen cometido un craso error y perdido la 
oportunidad de comunicarse con un grande y antiguo espíritu.
Esa es la razón por la cual, ustedes necesitan despertar el don de la 
diferenciación o distinción.
Por otra parte, ustedes conocen a algunas personas que gozan de una 
enorme fortuna. Sin embargo, ¿sabían que muchos de ellas han recibido 
esta riqueza como la mayor de sus pruebas? Y saben ustedes cuan difícil 
les resulta llevar esa pesada carga de riqueza?
Puedo decirles que entre ambos - tanto entre los más ricos como 
entre los más pobres - existen almas elevadísimas y otras que se 
han desviado desde hace mucho tiempo del Sendero Divino, sendero 
determinado por cada alma.
Los contrastes y los abismos que separan a ricos y pobres, 
son una indicación de un karma no-balanceado en vuestro mundo. 
Y al mismo tiempo,esto crea muchas oportunidades para el desarrollo 
de vuestras almas.
Sí, Amados, vuestro karma crea condiciones muy favorables de 

desarrollo del alma, a pesar de que este enunciado les suene extraño.
El karma es como el vehículo que los transporta constantemente y 
no les ofrece la oportunidad de un relax. En esta forma, ustedes se 
mantienen constantemente en forma y listos para sobresalir y desarrollar 
las cualidades divinas.
Tanto una formidable riqueza como una precaria pobreza son el 
resultado de un enorme karma. Dicho karma se sucede por creación 
propia del individuo o porque el individuo ha asumido voluntariamente 
este karma con el fin de trabajarlo en esta encarnación y contribuir en 
esta forma a liberar el karma de la humanidad.
Deberá entenderse la diferencia.
La mejor actitud que ustedes deben asumir tanto hacia la riqueza 

como hacia la pobreza deberá ser siempre la misma actitud, centrada 
y serena, hacia la lujuria como hacia la miseria.
Lo más importante es vuestro estado mental. Si perciben por 
igual la pobreza como la riqueza, esto les habla de vuestro 
desprendimiento hacia los
fenómenos externos. Ustedes tienen que desarrollar esa cualidad, 

esa actitud sin prejuicios hacia aquellos que les rodean.
Ni la riqueza ni la pobreza es evidencia del desarrollo del alma 
pero vuestra actitud hacia la riqueza y la pobreza sí son una evidencia 
del nivel de vuestros logros espirituales.
Cuando un mayor porcentaje de la humanidad empiece a 
enfocar correcta y concientemente la cuestión sobre la riqueza 
y la pobreza, esto será una señal de que ya se habrá depurado 
este tipo de karma mundial. Y ya no existirán ni ricos ni pobres 
sobre la faz de la Tierra.
Por lo tanto, hablando honestamente, la riqueza de algunas 
personas y la pobreza de otras es simplemente una de las 
consecuencias de vuestro estado imperfecto de conciencia. 
Al vencer esta imperfección, ya no volverán a encontrar ni una
indebida pobreza ni una excesiva riqueza.
Por lo tanto, ni la lucha contra los ricos ni la lucha contra los pobres, 
tiene sentido alguno.Solo hay una pequeña y significativa lucha a 
nivel de vuestro imperfecto estado de conciencia y es la de rechazar 
la pobreza y propender por la riqueza.
Cuando, a nivel conciencial, la gran mayoría de la humanidad,
demuestre una correcta actitud tanto hacia la pobreza como hacia 

la riqueza, ya no existirá gente rica ni gente pobre.
La raíz de vuestra pobreza y la raíz de vuestra riqueza es un 
karma generado por una indebida atadura hacia los objetos del mundo. 
Ustedes pudieron haber tomado dicho karma voluntariamente para 
contribuir a depurar vuestra acumulación de karma producto de 
un indebido uso de la energía divina en previas encarnaciones.
Todo vuestro entorno es un resultado de vuestro karma y del 
karma de la humanidad – toda cualidad, toda manifestación, 
todo sentimiento y todo pensamiento en este mundo. Todo esto 
crea el trasfondo, la etapa que permite
a vuestra alma recibir la educación al más alto nivel para poder 

continuar su marcha evolutiva.
Pudiera parecerles que vuestra vida es un total complique y 
falta de esperanza. Sin embargo, puede servirles de gran consuelo 
si les digo que una gran cantidad de Seres de la Luz envidian 
vuestras favorables condiciones de desarrollo de vuestras almas. 

Y muchos intercambiarían gustosamente sus lugares por los vuestros
si la ley Divina así lo permitiese.
Por lo tanto, vuestra tarea será la de adquirir una visión más 
amplia sobre la evolución de vuestra alma como un todo, desde 
el desarrollo de la humanidad y el universo entero.
Me sentiré muy feliz si de algo ha contribuido mi charla a cambiar 
vuestro estado de conciencia en la dirección correcta.
YO SOY Surya y les envío mis saludos desde el Gran Sol Central.
Ashram Virtual

- Copyright © PLANETA OASIBETH - Skyblue - Powered by Blogger - Designed by Johanes Djogan -