9/29/2016





Hola a todos los Aspirantes a la Quinta Dimensión.
A los Angeles y a nuestros Seres Queridos Desencarnados, les encanta dejarnos señales por medio de las plumas. A continuación les comento algo que me sucedió ayer.
En la casa de mi Madre hay un sótano donde tengo guardadas algunas cosas. Ayer como les decía, entré al sótano a sacar unas baldosas que necesitaba. Una vez adentro, me encontré una pluma de un Aguila con una extensión de 32 centímetros. El 32 dicho sea de paso, es el Código Sagrado de la fe. Es imposible que la pluma ingrese allí pues no tiene como. Esto ya me ha sucedido en varias oportunidades, me encuentro plumas en sitios donde no tienen como ingresar. No me sorprende esto pues ya estoy acostumbrado a estas señales que para mí son frecuentes.
Mi Madre desencarnó en esta casa y el día en que lo hizo, en una alcoba que yo tenía allí, empezaron a aparecer diariamente en cantidades como unas moticas color naranja parecidas al algodón. Estuvieron apareciendo durante una semana. Tampoco existe explicación lógica para un caso como este.
Quien aspira a la Quinta Dimensión se guía por señales, las reconoce, y sabe quien las envía. En los dos casos precitados fue mi Madre. Mi Padre también me ha enviado muchas señales. Es por ello que insisto tanto en mantener un contacto con nuestros Padres; El vínculo con ellos es indisoluble y siempre están con nosotros manifestando su amor y guía. Ellos han compartido con nosotros muchas encarnaciones y sus Espíritus Amantes nos inspiran e iluminan.
Espero que este breve relato los anime a pedir señales, a amar a sus Padres, y a esperar contra toda esperanza. Los Seres de Luz tarde o temprano les responderán, y cuando lo hagan será de forma milagrosa y abundante, como jamás ustedes pensaron que fuese posible.
Un abrazo a sus Almas, José Gabriel Agesta.
Pueden compartir la nota respetando la Fuente y el Texto

- Copyright © PLANETA OASIBETH - Skyblue - Powered by Blogger - Designed by Johanes Djogan -