10/22/2016





Nuestra pequeña individualidad y nuestro Ego nos aleja del camino del sabio. Es momento de ver crear de verdad. Si conocemos debemos aceptar nuestra misión. Las almas están unidas por un mismo destino. La humanidad en si es una.

A pesar de ser seres individuales, y con la facultad de tomar propias decisiones lo cual se conoce como libre albedrio, estamos vinculados y compartimos un destino. Cada quien deberá caminar por su propia realidad para cumplir con sus propios designios y con ellos llegar crear su existencia en co-peracion de todos.

Un camino unido en el invisible que se escribe por sobre todos, es lo que le denominamos humanidad. De esta manera nuestro destino esta unificado por la muerte o la no existencia, un lugar donde cada alma se integra en el universo de la creación.

Hemos empezado un nuevo camino de esperanza el cual esta abierto para los que decidan en integridad y encuentren su verdadero equilibrio, que los llevara a vivir su mejor experiencia y cumplir con sus propias expectativas como personaje social, espiritual y existencial.

Estamos abarcando ya un nuevo conocimiento, y una nueva perspectiva de la realidad donde el auto-conocimiento y el estado de conciencia ( despierto ) sera quien tome definitivamente el timón de todos.

Es importante destacar que al sincronizar nuestra alma con el Maestro Interior, las diferentes enseñanzas sagradas que ha recibido la Humanidad dejan de competir entre sí, y por ende, el ser humano concilia, en la Unidad, el conocimiento real de su hermano, dejando atrás, como un antiguo traje, la representación que hizo de sí mismo como un “representante” de las creencias de su propio ego. Por el contrario, comprendemos que las enseñanzas sagradas están integradas en la Sabiduría y el Amor Universal.

También es fácil comprender que en la medida que más personas perciban la expansión de sus Cuerpos Sutiles, menos individuos estarán expuestos a caer en todo tipo de adicciones y en la violencia, como verdadero flagelo social. Porque comprobarán al instante, los efectos que las mismas producen en sus cuerpos sutiles.

Al comprender este fenómeno lograremos que cada uno se haga responsable de sí mismo. Por lo tanto, el cambio se produce por necesidad y no por represión o condicionamiento, lo cual representa un salto evolutivo. Si decide no ver las propias consecuencias de su ignorancia, la misma realidad existencial lo irá aproximando con el tiempo al camino del Conocimiento.

Lao Tse decía: El camino del atajo, no es el camino Real.

Compilado: Anónimo Donoso.

- Copyright © PLANETA OASIBETH - Skyblue - Powered by Blogger - Designed by Johanes Djogan -