10/02/2016

POR AGESTA




Amadas Almas: 
El secreto para atraer la riqueza externa, es conocer y captar primero la riqueza interna. Este valor lo revela La Divina Misericordia.
Algunas veces pueden creer que saben cuáles son sus talentos, pero son elecciones hechas por el ego, habilidades aparentes que no reflejan el deseo profundo del Alma.
Cuando ustedes piden algo, la respuesta a sus oraciones puede llegar de forma diferente a lo que tenían en mente. Ustedes siempre son atendidos, pero la bendición suele llegar a veces con algunas variaciones. Alguno de ustedes puede desear por ejemplo un carro de determinada marca, y Dios responde su oración enviándole un carro de otra marca porque era lo más conveniente en ese momento. De la misma forma, alguno puede pedir el advenimiento de una compañera o de un compañero con tales o cuales cualidades. Y de hecho le llega, pero no siempre exactamente como lo solicitó, sino como le convenía.
A veces pueden llegarles cosas que no esperaban ni remotamente. Alguno de ustedes puede odiar los números, y sin embargo Dios decide sanarlo por medio de ellos.
La clave es aprender a seguir el corazón, y no la cabeza. Si hacen lo que les apasiona honestamente, el dinero llegará sin buscarlo, como una consecuencia de ser fieles al deseo del Alma. Conversen con su Alma, y pregúntenle que fue lo que vino a hacer aquí a la tierra. Cuando Ella conteste, sigan esa ruta.
Si a pesar del paso de los años, el dinero no les llega, interróguenlo. Díganle: ¿Qué tienes para decirme? Y él les contestará.
Hay un numeroso Grupo de Ángeles llamados “Los Ángeles de la Abundancia”. Pueden llamarlos con el Código Sagrado Numérico 4972. Ellos están esperando sus pedidos para entrar en acción.
Yo soy el que ustedes conocieron como “San Roque, aquel que los libra del hambre, de las enfermedades, y de los peligros.”
Canalizado por José Gabriel Agesta.
Pueden compartir el mensaje respetando Las Fuentes y el Texto.

- Copyright © PLANETA OASIBETH - Skyblue - Powered by Blogger - Designed by Johanes Djogan -