11/08/2016



José Gabriel Agesta.


El Elemental del Cuerpo guía a cada uno hacia el estilo de vida y la alimentación que más le conviene. 
Tengan presente que el Alma está experimentando en este Plano, a eso vino. El cuerpo es sabio, y les dirá que es lo mejor en cada caso.
Código Sagrado 97. 
Cuando he visto al Elemental o me sueño con él, siempre lleva en una de sus manos una pequeña antorcha de fuego Violeta.

El Elemental del Cuerpo es de una gran ayuda para los que practican La Radiestesia, pues permite que las lecturas sean acertadas. El radiestesista debe estar siempre tranquilo y libre de tensiones, de lo contrario sus lecturas no serán correctas. En este sentido el Elemental es un aliado en la práctica del autodominio.

Cada uno es un mundo diferente, por eso compararse no es una buena elección. Aquí es oportuna la máxima de William Shakespeare: “Lo que para unos es medicina, para otros es veneno.”
Las personas gastan dinero en nutricionistas (búsqueda externa) cuando el mejor nutricionista es El Elemental del Cuerpo (búsqueda interna). El mejor que nadie nos dirá que debemos comer y que debemos evitar.

Una de las formas como ingresa la energía en el cuerpo es a través de “los alimentos”. De modo que es muy importante ver qué energía tiene el que está preparando nuestra comida. Recibir una comida preparada por alguien lleno de ira y odio, significa que asimilaremos esas bajas vibraciones. 

Como no siempre se puede controlar este aspecto, viene en nuestra ayuda el Código Sagrado 091 dado por La bella Maestra Kwan Yin. Recomiendo hacer este Código 1 vez al día antes del desayuno. Esto garantiza que lo que sea ingerido por nosotros será purificado.

Todo es energía. En esto los Pleyadianos son Maestros. La sexualidad por ejemplo, es una frecuencia. Cuando abrazamos a alguien hay un intercambio de frecuencias.

Ven lo importante que es trabajar con el Elemental del Cuerpo? El nos ayudará a saber que clase de energía es para nosotros, y cuál no lo es. Así mismo, cada uno puede entrenarse en aprender a sentir las energías de las otras personas. Dije SENTIR, esto es del corazón, no de la cabeza (mente).
Esto es despertar, es estar atento a nuestro interior. Hay una palabra mágica que se llama ATENCIÓN. Si la repetimos, lograremos ser conscientes de nosotros mismos y nos anclaremos en el momento presente.

Feliz tarde, José Gabriel Agesta.
Pueden compartir el mensaje respetando las Fuentes y el Texto.

------------------------------------------------------------------------------------------------------------


RECONSTRUYENDO NUESTRA FORMA CRISTICA
Enfocándose con:
NUESTRO ELEMENTAL DEL CUERPO, EL GRAN DEVA DIVINO
El Elemental de nuestro Cuerpo, ese gran Deva Divino a cargo de nuestra forma humana, ahora ingresa en un papel de liderazgo en la re-construcción de nuestra fisicalidad hacia esa expresión de un Cristo iluminado.
Responsable por todas las funciones de los cuatro cuerpos inferiores de energía (físico, emocional, mental y espiritual), el Elemental del Cuerpo es el maestro constructor y sustentador de nuestra expresión formada. Supervisa las operaciones del sistema y todas las funciones involuntarias tales como la respiración, los impulsos nerviosos y el latido de nuestro corazón sagrado. La misión más grandiosa del Elemental del Cuerpo es asegurar que el cuerpo físico puede ser mantenido como un Templo de lo Divino, capaz de albergar e irradiar sustancia pura de luz electrónica.
La consciencia del Elemental del Cuerpo es una inteligencia de luz guía que tiene el propósito de llevar y entregar los patrones electrónicos de perfección provenientes de nuestra Presencia YO SOY. Describe estas poderosas corrientes de energía dentro de la forma de acuerdo con la cooperación de la inteligencia humana.
El Elemental del Cuerpo se construye a partir de la Atención Humana
Durante las anteriores Eras Doradas sobre la Tierra, el Elemental del Cuerpo junto con la voluntad guía de su maestro humano, vivió en completa y armoniosa cooperación. Este reflejo manifiesto era de una belleza indescriptible y elegancia contenida a través de una comunión sinérgica de lo más sagrada.
Como resultado de nuestra caída de la Gracia y la espiral resultante descendente de la consciencia humana, los patrones originales de perfección se tornaron completamente distorsionados. Esto causó mucha confusión dentro de la conciencia del Elemental del Cuerpo porque siempre construye de acuerdo al libre albedrío de su autoridad directriz. Esta autoridad fue el ser humano y su enfoque de atención deliberada. Todos nosotros conocemos la historia.
En gran obediencia, el Elemental del Cuerpo fue obligado a construir distorsiones en la vestidura de carne física resultando en severos patrones opuestos tales como la enfermedad, el envejecimiento y la muerte. La relación armoniosa entre el Elemental del Cuerpo y el Ser Humano ha estado en un estado de gran disonancia y dolorosa separación durante demasiado tiempo.
Nuestra Ayuda al Elemental del Cuerpo
Como resultado de nuestro gran despertar y a través de la grandiosa Intervención Divina, ahora con nosotros, el Elemental del Cuerpo está también iluminando con vigor renovado. Ha sido re-entrenado, por así decir, para enfocarse en unión con la Presencia YO SOY para copiar y describir el nuevo Diseño Azul Original Humano-Divino en el interior de nuestras formas transfiguradas.
Está ocupado construyendo los nuevos electrones de sustancia de luz para acelerar los procesos para la activación del cuerpo de luz y la instalación de las nuevas configuraciones cristalinas. Con precisión exacta este Deva Divino conoce cada detalle de nuestra estructura atómica, donde ha estado y donde está ahora para evolucionar. También sabe dónde está el trauma, la memoria y las distorsiones que pueden todavía estar guardados en las más pequeñas hendiduras.
Nosotros, como la autoridad de nuestro Templo Cuerpo, estamos siendo convocados para recordar cuán influyente puede ser nuestra ayuda hacia el Elemental de nuestro Cuerpo, esta entidad viviente que está poniendo en práctica en forma directa esta enorme tarea de reconstrucción del cuerpo.
Hagamos una pausa y brindemos una gran efusión de amor, adoración y gratitud a este ser majestuoso. En el espíritu del "Ho'oponopono" podemos recurrir a la Ley del Perdón por cualquier cosa que podamos haber hecho inconscientemente en esta vida y todas las otras encarnaciones para aseverar la cooperación sinérgica con el Elemental de nuestro Cuerpo y todos sus ayudantes dévicos.
A través de la intimidad del contacto diario, podemos desarrollar una afinidad tan profundamente conectada, que podemos escuchar desde la inteligencia de nuestro propio cuerpo qué cambios exactos necesitamos hacer para reconstruir nuestro diseño azul original de magnificencia. Esto puede venir en la forma de cierta suplementación adicional, cambios dietarios, alteraciones de la vida, prácticas de purificación y abstinencia de sustancias ingeridas y otras exposiciones tóxicas.
Ciertamente el Elemental del Cuerpo tiene mucho para compartir en estos tiempos de aceleración.
INVOCACIÓN PARA EL ELEMENTAL DE NUESTRO CUERPO
Esto se puede hacer amándolo, invocándolo, pero también pidiéndole a su Ser
Crístico y a su Presencia Yo Soy que, cuando estén dormidos y en sus cuerpos etéricos mas finos, puedan conversar y conocer los trabajos de su propio Elemental del Cuerpo, y traer de vuelta una memoria consciente, despierta de esto..
Tal proceso cumplirá el antiguo pero verdadero adagio "Hombre, cúrate a ti mismo".

- Copyright © PLANETA OASIBETH - Skyblue - Powered by Blogger - Designed by Johanes Djogan -