1/31/2017

POR VERÓNICA HEILAND















Cuando sientas que algo no está funcionando como te gustaría, detente y piensa:
¿es en la reacción de la gente donde notas el cambio?
¿es en el bloqueo ante la consecución de tus objetivos?
¿es en la necesidad de ser visto u oído? ¿quizás sientes que te ignoran?
¿es cuando vives tu día, o al reflexionar en la noche?
todo esto es susceptible de una sanación profunda de tus memorias de aceptación y merecimiento.
Tus creaciones mentales, son las que traen al momento presente las limitaciones y detenciones que experimenta tu vida en este instante clave para tí: el AHORA.
Cuando insistimos en fluir con el ritmo del universo, es simplemente centrarse en lo que ES, sin prestar más atención al pasado o al futuro que lo que la simple mención de los hechos merece. Esto es: si tuviste una pareja que te engañó, y cada vez que mencionas esto, vuelves a pasar por tu corazón, en ese proceso llamado recordar, por el sentimiento de traición, dolor, enojo, celos, etc., tu energía se pierde a raudales.
Si estás preocupado por el examen que debes rendir el próximo mes y estás calculando cuál es la nota mínima que necesitas para pasarlo, como estudiar y que no te pongas nervioso, o en el otro extremo, como preparar tu machete para copiarte mejor, sigues perdiendo energía en elucubraciones de lo que podría o debería ser.
Quizás sientas, y sea muy posible que con toda la razón, que estás siendo menospreciado, degradado, y hasta humillado. Tal vez solo ignorado y esto puede ser muy terrible, pues  podemos decir que la indiferencia es más cruel que el odio con el amor del amado.
Para! detente! vuelve a mirar las preguntas… hay alguna respuesta nueva para tí? Todo esto que sientes, realmente te pertenece, o son cargas que asumiste por otros?
Ah, bien! aquí hay una clave importante. Muchos de ustedes, amados trabajadores de la luz, están exagerando con sus creaciones en el sentido de sentir que pueden ser los salvadores del mundo. Y así cargan imperceptiblemente, tareas, desafíos y experiencias que deberían estar viviendo quienes están muy cerca de ustedes.
Cuantos de ustedes no se encuentran haciendo trabajos de todo tipo por el hijo, la pareja, los padres? El problema no está en que ustedes quieran ayudar a otros, sino en saber poner el límite sano entre vuestra propia sanación y el apoyar el proceso de los otros, sin interferir en la voluntaria elección de los seres amados.
Los amamos queridos; ciertamente los guiamos siempre que ustedes lo permiten. Pero nuestra más importante labor es ayudarles a despertar sus potenciales. La tarea es de cada uno, y respetamos su proceso de ascención.
Yo soy Kryon en servicio.
Mensaje canalizado por Verónica Heiland, SuShan 26/08/16

- Copyright © PLANETA OASIBETH - Skyblue - Powered by Blogger - Designed by Johanes Djogan -