1/15/2017

POR AGESTA






















Al llegar a este mundo fue recibido por manos amorosas que cuidaron de usted. Fue abrazado y querido y se satisficieron todas sus necesidades hasta que terminó su infancia. Lo que es cierto de un plano, también lo es respecto de todos los planos de la existencia, pues Dios es amor. 

Al entrar en la siguiente dimensión, se encontrará con enfermeras y médicos bien entrenados que le iniciarán y le introducirán a una nueva vida. El AMOR ATRAE, y volverá a encontrarse con sus Seres Queridos, CON LOS QUE TENDRÁ UNA REUNIÓN FELÍZ. Si ha sido usted un maestro de la verdad aquí, en esta vida terrenal, enseñará también allí y escribirá. 

Viajará y hará todas las cosas que hizo aquí, con la única diferencia de que estará funcionando en una nueva longitud de onda, o en una frecuencia superior. Allí no verá el sol o la luna, puesto que el tiempo no es el mismo que aquí. Cuando se acueste a dormir por la noche por ejemplo, su mente estará muy activa, pero no será consciente del paso del tiempo. 

En la siguiente dimensión de la vida encontrará un homónimo de todo lo que hay en esta vida. "Como en el Cielo, así también en la Tierra.
Sus personas queridas que han fallecido siguen con sus vidas justo donde estamos, pero en una frecuencia o vibración superior. 


Hace unos 36 años padecí una grave enfermedad y permanecí inconsciente durante unos 3 días. Durante todo ese tiempo estuve fuera de mi cuerpo y hablé con parientes que habían desaparecido desde hacía tiempo de la faz de la tierra. Los reconocí con claridad. Yo sabía que tenían un cuerpo, pero se trataba de un cuerpo diferente. 

Nos comunicábamos con el pensamiento, no había fronteras, Todo parecía estar vivo y yo no experimentaba sensación alguna de tiempo." 

Joseph Murphy

- Copyright © PLANETA OASIBETH - Skyblue - Powered by Blogger - Designed by Johanes Djogan -