1/25/2017

POR AGESTA












Puedo relatar muchos casos de la acción prodigiosa de éste Arcángel. Pero en honor a la brevedad, me limitaré a comentar tres experiencias reales de gente honesta que conozco.
El primero es el de una persona que durante más de 20 años estuvo padeciendo problemas de Tiroides. La droga que le formularon los médicos le producía varios efectos secundarios, haciendo más dolorosa su situación.
El segundo caso, es el de alguien que tenía serios problemas de circulación y várices en las piernas. Un cuadro clínico también de 20 años o más.
El tercero hace referencia a un problema de hipertensión, y como en la primera experiencia, el paciente tenía que soportar efectos secundarios de los medicamentos que le formularon. La situación igual que en los casos anteriores, persistió por 20 años.
Los tres relatos tienen varios aspectos en común:
En primer término el tiempo: 20 años. Eran personas que no tenían esperanza de curarse.
En segundo término, con las tres personas el Arcángel utilizó la misma táctica: A cada uno en particular y el día menos pensado les dijo: Deja de tomar esos medicamentos porque ya estás curado. Las tres personas con cierto temor acataron el pedido del Arcángel.
En tercer término, los protagonistas de este relato amaban el Arcángel, a pesar de su enfermedad prolongada.
En cuarto término, el Arcángel sanó a las tres personas hace más de 7 años. Cada que se hacen chequeos médicos de rutina, los encuentran en perfectas condiciones, lo que significa que la sanación fué profunda.
Deseo que esta nota llene de fe y esperanza a quienes estén padeciendo alguna dolencia. Mi invitación es que confíen en el Arcángel Rafael y en su Complemento Divino la Madre María. Un día les sucederá algo extraordinario.
Bendiciones, José Gabriel Agesta.
Pueden compartir la nota respetando La Fuente y el Texto.


- Copyright © PLANETA OASIBETH - Skyblue - Powered by Blogger - Designed by Johanes Djogan -