2/10/2017

POR AGESTA




























Amados Hijos de mi corazón: 

Quiero hablarles hoy de algo que considero importante. Hay muchas creencias “subconscientes” que están obstaculizando la materialización de sus sueños. 

Estas creencias pueden ser por ejemplo, algo que ustedes han considerado un “pecado”, algún abuso proveniente de la infancia, o algún deseo que tenían sus padres en cuanto al futuro de ustedes. Voy a explicar las tres situaciones precitadas.


En el primer caso me refiero a un “pecado” impuesto por sus costumbres religiosas. Si a un niño le dicen que la sexualidad es “mala” o “sucia”, él se siente culpable y avergonzado. Si el Yo inferior o subconsciente está ensombrecido por las ideas del “pecado” y la culpa, no puede realizar con éxito su trabajo y no puede interactuar adecuadamente con su Yo Superior. 

Tengan presente que las creencias nominales no importan, lo que importa es la creencia subconsciente que gobierna el 90% de la actividad mental. El conflicto es entre las mentes consciente y subconsciente, pero siempre gana el subconsciente.

Así que lo que hay en el subconsciente es una verdad. Una persona que en su infancia estuvo a punto de ahogarse en el mar, desarrollará terror por el agua. Conscientemente ella piensa una cosa, pero en su interior la verdad es otra. El conflicto entre las dos mentes, es un obstáculo tremendo para la manifestación de cualquier sueño. 

Es muy importante que pregunten a su Alma, qué creencias o memorias dolorosas están obstaculizando el logro de sus metas.

En el segundo caso, me refiero a experiencias traumáticas de la infancia. Muchas Almas han sufrido algún tipo de abuso o maltrato. Un niño(a) abusado(a) crece con una tremenda sensación de no merecimiento, porque se siente culpable. 

Los abusos deterioran la autoestima y la seguridad. Hay una falta de identidad e  incapacidad de poner límites. Estos aspectos son impedimentos para lograr los sueños.

El tercer caso es el de un padre o madre que desea algo especial para el hijo(a) y desde niño le manifiesta ese deseo. Puede decirle quiero que tu en el futuro seas tal o cual cosa, o que estudies esto o esto. El niño librará en su mente una batalla, porque el deseo de sus padres se opondrá a sus deseos personales. He aquí otro motivo de lucha interna que retrasa la manifestación de los deseos.
Ahora entienden ¿por qué muchas oraciones no producen los resultados que buscan? La clave está en identificar los pensamientos subconscientes que están saboteando el éxito. El subconsciente es el Universo interior que hay que explorar. Además deben librarse de las creencias dogmáticas. El “pecado” está vinculado con la culpa, y la culpa busca castigo. 

Muchos de ustedes se sienten indignos y culpables, y esto es algo que impide la curación y el éxito de las plegarias.

Si no has logrado lo que buscas, pregúntate: ¿A qué creencia subconsciente me estoy aferrando? La culpa produce enfermedad, la sensación de no merecimiento atrae la pobreza, y la falta de perdón anula al ser.




Sekhmet, Egyptian Goddess of the sun, war, plagues and surgeons.























Impriman mi imagen, tal como se los recomendé en otro mensaje.


Yo soy el alivio que buscan, la paz que ansían, la protección que anhelan.
Yo soy Sekhmet La Señora de La LLama, su Madre Amorosa y Amiga Intima.


Canalizado por José Gabriel Agesta.
Pueden compartir el mensaje respetando Las Fuentes y el Texto.



--------------------------------------------------------
LOS CODIGOS SAGRADOS NUMERICOS
CANALIZADOS POR JOSÉ GABRIEL URIBE
“AGESTA”
Cada Código Como He Dicho, Debe Repetirse Siempre 45 Veces. 
Un Día Tiene 24 Horas, y Recitar un Código Sagrado Tarda un 
Minuto y 30 Segundos. Así Que en el Día y en la Noche Hay 
Muchos Espacios Para Usarlos. Cuando Hay Más de Un Código 
Para la Misma Enfermedad, Usar el Que Más les Resuene.
NOTA IMPORTANTE:
Aclaramos, en los Códigos que Traen Guión, no Pronunciamos 
la Palabra Guion al Recitar el Código. 
No Decimos Guion… tal. 
EJEMPLO: Si un Código es: 147-62. Tú Dices Ciento Cuarenta 
y Siete, Sesenta y Dos. 
Ese Guión es la Forma Como Viene el Código, Pero no Hay que 
Recitarlo. El Guion es SILENTE.
-------------
Los Códigos pueden hacerse por otras personas.
Solo es necesario usar la intención y decir:
Aplico este Código por… (nombre y apellidos).
El Alma del receptor recibirá la vibración y la aplicará 
como más convenga.

Canalizado por José Gabriel Agesta.


Pueden compartir la nota respetando Las Fuentes y el Texto.

- Copyright © PLANETA OASIBETH - Skyblue - Powered by Blogger - Designed by Johanes Djogan -