4/25/2017

POR VERÓNICA HEILAND















Los ataques que recibiremos en todo este tiempo no se refieren solo a implantes en sueños o dolores físicos… los ataques también pueden ser sutiles y estos son los más difíciles de frenar, porque infiltran “pensamientos” que si los dejas estar se transforman en sentimientos, y de esa manera van generando división y separación. No olvidemos que justamente nuestro desafío como almas que queremos elevar la vibración personal y planetaria, es resolver la famosa separación de la fuente divina que se hizo cada vez mas patente en los últimos siglos, a través del manejo sistemático de nuestro orden de creencias establecido. No es fácil para las mentes dormidas, pero los que comenzamos a despertar del juego de la matrix, debemos estar mas unidos que nunca y tener siempre presente que nuestra fuerza justamente radica en ese sentimiento de Unicidad con la Fuente y con los otros (el remanido Somos UNO) y por lo tanto, la fortaleza de la oscuridad es mantener el velo separando las dimensiones/realidades de nosotros mismos.
Yo sé que parece de ciencia ficción, y como lo hablaba el otro día con una hermana de luz, para quienes aún no se han enfrentado “seriamente” a entes oscuros (y no me refiero a pobres almas errantes, sino a los más malitos), es muy difícil creer que esto exista… y encima algunas personas andan predicando en sus escritos que como somos luz, solo la luz nos puede afectar, y si nos encontramos con seres oscuros es porque los estamos inventando, lo que para quienes están recién comenzando en este camino es como cargarles una mochila de culpa innecesaria.
Nosotros creamos con nuestros pensamientos. Es verdad. Como somos parte de Dios, fuimos creados a su imagen y semejanza, no por tener dos manitos, ojitos, una cara… sino en la esencia creadora es que somos dioses en potencia, creadores, inventores de nuestro mundo. Pero aunque la vida se pueda recrear en laboratorios uniendo óvulos y espermatozoides, hay algo más que es lo que le da VIDA, el espíritu, que no puede ser creado en laboratorios. Asi es que los SERES son la única creación que no podemos realizar, excepto cuando producto de la unión de dos almas, se trae a otro ser al mundo. Por esto los SERES, con espíritu, no están siendo creados por nuestro simple pensamiento. Es decir que NO CREAMOS seres oscuros que nos ataquen, y sin embargo existen. Y no es que los atraigamos con nuestros pensamientos, sino que se sienten llamados a nuestra LUZ, puesto que ese es el estado original del alma/espíritu.
No nos importa ahora tratar las motivaciones por las que estos seres de esencia igual a la nuestra, modificaron por su libre albedrío, su forma de manifestarse en la tierra. Pero lo cierto es que se expresan a través de los sentimientos negativos, la baja vibración, y todo lo que genere temor para de esta manera mantener dominio y poder.
Verdaderamente vivimos tiempos planetarios muy especiales, puesto que estamos alcanzando uno de los extremos más alejados de la órbita elíptica en nuestro recorrido cósmico. En tiempos cósmicos, esto que nosotros vivimos como meses de cambio, son apenas milisegundos… por eso debemos estar en todo este tiempo, unidos, trabajando en la conformación de un sólido bloque de luz, que sirva para contener los agónicos ataques de estas fuerzas oscuras, pero sobre todo, para elevar las conciencias de quienes están a nuestro alrededor. Cada uno de nosotros llevará a muchos de nuestros conocidos a un plano superior de conciencia y por lo tanto de vibración… es decir que los estaremos ayudando a vivir en otro plano dimensional cuando concretemos el cambio de vibración del planeta.
Si este mensaje resuena en tu ser, eres libre de difundirlo conscientemente, con todo mi amor! Verónica Heiland.

- Copyright © PLANETA OASIBETH - Skyblue - Powered by Blogger - Designed by Johanes Djogan -