9/15/2017

HO'OPONOPONO













Lo siento, perdóname, gracias, te amo.

Con HO’OPONOPONO entregamos los pensamientos dolorosos a La Fuente, ella los toma, los neutraliza y luego los purifica, es decir la energía es transmutada.
Proviene de una antigua enseñanza hawaina para la solución de problemas. Fue actualizada por Morrnah Nalamaku Simeona Kahuna Lapa que trasmitió las enseñanzas al Dr. Ihaleakala Hew Len quien desde 1992 se ha considerado su máximo exponente y explica que Ho’oponopono significa corregir un error, porque en Hawai  Ho’o se refiere a causa y Ponopono se dice que es perfección.
El Dr. Len lo describe como un proceso simple de sanación que está basado en la “responsabilidad de nuestra vida” por todo lo que se piensa y se hace. Los antiguos filósofos de la antigüedad ya nos decían
“somos lo que pensamos y nos transformamos en lo que pensamos, es decir, nuestros pensamientos crean realidades. Somos creadores responsables de nuestra vida y aunque no lo sepamos, somos responsables 100% de lo que creamos”.
Y aunque no nos guste la realidad en que vivimos ella es el resultado de nuestras creencias dominantes. Los pensamientos repetidos se vuelven creencias y luego manifestamos todo aquello que creemos.
La incógnita de no saber quien somos ha perdurado por tiempos, y esto nos ha llevado a vivir desconectados de esa realidad interior, buscando la solución de nuestros problemas fuera de nosotros.
Ho’oponopono tiene como propósito descubrir nuestra Divinidad y tener conexión con lo Divino. Aprendemos a preguntarnos a cada momento por los errores que vienen de las palabras, creencias, acciones y emociones que se hicieron separadas del amor y han sido acumulados en nuestras memorias a través de todas nuestras experiencias de vida.
Al hacer Ho’oponopono La Divinidad toma los pensamientos dolorosos, los neutraliza y luego los purifica, es decir la energía es transmutada. Así al limpiar pensamientos y creencias limitantes con Ho’oponopono lo que hacemos es dejar el espacio a la Divinidad para que pueda manifestarse en nuestras vidas.
El amor es todo lo que existe pero no hemos aprendido amarnos a nosotros mismos y eso nos ha impedido amar al prójimo porque no se ha comenzado con uno mismo. Este es el postulado básico de Ho’oponopono, “conocernos y amarnos a nosotros mismos y nuestro mundo cambiará” o lo que es lo mismo “la sanación de tu mundo comienza por ti”.
Culpamos a otros de nuestras desgracias, pérdidas, accidentes, violaciones, conflictos de relaciones. Creemos en malos gobernantes, creemos en la pobreza, creemos en no merecimiento, creemos en todos estos pensamientos limitantes porque están cargados en nuestra memoria. Nos hacen creer en el “otro” como “el problema”, con esto nos separamos del “otro” y así seguimos cargando nuestros pensamientos con enjuiciamientos y crítica.
Así, el problema es el reflejo de una memoria guardada en el subconsciente que se expresa a través de una dificultad o de una persona, es decir, las memorias son proyectadas todo el tiempo creando realidades y haciéndonos repetir experiencias. Mientras más se mantenga culpar a otros, mayor será el sufrimiento y el error a corregir. Sólo asumiendo el 100% de la responsabilidad es cómo se puede llegar a niveles más profundos de sanación. Porque empiezas a amarte a ti mismo y amándote a ti mismo es la mejor manera de mejorarte y de así mejorar tu mundo. Así que, cuando desees mejorar tu vida, el único lugar en donde buscarlo es dentro de ti y cuando mires allí hazlo con amor.
Para el Dr. Len la “total responsabilidad se extiende a todo lo que está en tu vida” porque todo el mundo es tu creación. Percibes todo lo que está a tu alrededor porque está dentro de ti. Esto está basado en que todos somos espejos de todos. Si tú ves fuera enfermedad, sufrimiento, guerra, injusticias, odio, rabia, es porque eso está dentro de ti. Todo lo que ves fuera y te desagrada está en ti y cuando lo ves, hay que sanarlo.
Son “proyecciones” que salen de tu interior, lo ves fuera, tú eres el proyector y lo de fuera es tu película. Al estar allí hay que sanarla y para resolverla tú tienes que cambiar. Esto no es sólo difícil de aceptar sino que vivirlo, porque realmente es más fácil culpar que asumir total responsabilidad. Freud la definió como un mecanismo de defensa del Yo (mente consciente) que sirve de coraza protectora ilusoria con la finalidad de disminuir la tensión interior experimentada como angustia o culpa, evitando reconocerla y manteniéndola fuera del campo de la conciencia. Esta defensa del yo se convierte en su propia ley de organización.
El Dr. Len explica que cuando ves una enfermedad en otra persona (proyección) y deseas curarla, puedes hacerlo curándote tú mismo y alcanzando tu curación el otro estará sanado. Pero no se trata de convencer a alguien que debe cambiar, tampoco de querer curar una situación externa, sólo hay que reconocer que hay en ti que está ocasionando eso externo. La curación es desde lo interno. Todo lo que estás atrayendo y viviendo como experiencia lo has creado tú, aunque puedes no ser consciente de ello, incluso pueden ser creencias kármicas.

Cómo trabajar Ho’oponopono

Esta técnica la puedes usar en tu vida diaria, no se requiere meditación, relajación ni oraciones previas. Es tu conexión con el Ser Divino que está dentro de ti, es reconocerlo y sentirlo y tener la certeza que te está ayudando si tu sueltas el intelecto. Es un trabajo interno y en silencio. Cuando percibas una situación mental, emocional o física que te esté creando malestar enseguida asume responsabilidad y comienza a sanar la esencia de la situación diciendo el mantra: “lo siento, perdóname, gracias, te amo”.
Cuando repitas el mantra y digas “TE AMO”, entonces tú sanas dentro de ti lo que está creando la otra persona. La vibración de amor que se está dando en ti está sanándote y de alguna manera todos los que están en esa memoria dolorosa, están sanándose también. “Te amo” te reconecta con Dios, a ese estado cero que es puro amor. Cambia la energía a fluir. “LO SIENTO”  es asumir el 100% de responsabilidad. No es un acto consciente sino un acto impulsado por la Fuente Creadora que es la Divinidad que fluye a través de ti.
”GRACIAS” estás expresando gratitud mostrando tu fe en que el asunto va a ser resuelto de la mejor manera posible. Recuerda no uses el intelecto porque el proceso no se da. Lo que ocurre agradécelo, todo es perfecto porque detrás de eso pueden venir regalos maravillosos del Creador.
“PERDÓNAME” estás expresando reconocer tus pensamientos erróneos hacia ti y hacia otros, es un estado de humildad en donde reconoces que has estado separado del amor y pides ser perdonado.
Con Ho’oponopono puedes tomar la responsabilidad de tu vida y esto conlleva arrepentimiento, pedir perdón y transmutación, cuando se hace la petición a la Divinidad para cancelar y reemplazar las energías discordantes que se encuentran en la mente subconsciente. El Amor Divino efectúa el proceso cuando se pone en acción la energía en esta Mente Espiritual o Supra-consciente, luego la pasa a la Mente Consciente de la racionalidad del ego y finaliza en la Mente Emocional o Subconsciente y anula la toxicidad de esas emociones que están en los pensamientos y las sustituye con energías de Luz y Amor.
Tener presente que la mente consciente (ego) no soluciona problemas, desde allí no se hacen los cambios, pero al soltar dejando a la Divinidad (mente supra-consciente) que limpie esas memorias dolorosas, entonces los neutraliza y los purifica.
Con Ho’oponopono tienes la oportunidad de volver a ese estado de perfección de Unidad con Espíritu porque se limpian los pensamientos que ocasionaron la división entre nosotros manteniéndote en la dualidad y puedes entrar a un estado perfecto de paz cuando empiece ese reconocimiento de tu realidad interior que todo lo que te bloquea yace dentro de ti y pidiendo el perdón por esa separación que has mantenido con Espíritu el problema desaparece porque se ha alcanzado la transmutación de las energías.
Trabaja Ho’oponopono con tus vecinos, con tus compañeros de trabajo, con tus familiares sean tus hijos, tus padres, tu pareja, con todo tu entorno y verás como cambia tu mundo, porque has empezado amarte y amarte te cura y te hace feliz y ese es el mejor regalo que le puedes hacer a los demás.
Recuerda que una situación que no puedas resolverla con Ho’oponopono es porque no has asumido el 100% de responsabilidad y continúas viéndote víctima de las circunstancias pero esa es tu elección.
Todos tenemos el poder de salir de los bloqueos y pedir que tengamos lo correcto y perfecto. Pide y se te dará. Da las “gracias” por todos los problemas porque hay una bendición detrás de cada desafío. Decir gracias es no resistir porque sino persiste y le das más poder al problema. Toda situación que te traiga sufrimiento es producto de memorias guardadas en el subconsciente y siempre podemos pedir a la Divinidad que nos limpie esas memorias. Cada vez que repitas “gracias” ante un miedo o cualquier suceso, estás soltando y dándole las gracias a la Divinidad que te ayuda a resolver y a traer todo lo que es correcto y perfecto para ti.
Ama tu enfermedad o problema porque el amor lo cura todo y cuando aceptas sin quejas, sin críticas con 100% de responsabilidad verás que no atraerás más eso que te molesta.
Conéctate con la Divinidad y dile ” Tu que me hiciste un Ser Espiritual Perfecto” y yo te puse de lado, te pido perdón y por todo aquello que está en mí que ha creado este abandono a ti que está contribuyendo a que aparezcan mis problemas. Permíteme conectarme de nuevo a ti, trabajar contigo para que pueda entrar en mi vida todo lo correcto y perfecto que tú sabes que necesito. Y desde ahora, ante toda adversidad te doy las gracias, las bendigo y las acepto para mi crecimiento, “lo siento”, “perdóname”, “te amo”, “gracias”.

http://tercerojo.servizitenerife.com

- Copyright © PLANETA OASIBETH - Skyblue - Powered by Blogger - Designed by Johanes Djogan -