9/16/2017

POR ELSA FARRUS









El rayo esmeralda, o la frecuencia turquesa, son dos de los principales 
rayos de luz, que l propia Gaia está emitiendo en aumento desde el 
pasado portal de leo.

Todos estaréis, en comunión con estas dos frecuencias de luz, que 
combinadas, son las frecuencias creadoras de Lemuria.

Ahora en su resurgir, entráis en la frecuencia esmeralda, en ocasiones 
y el rayo turquesa en otras.
( y me muestra Sananda en sus manos una esfera de luz esmeralda 
tornasolado, con una estrella de luz dorada de 5 puntas en su interior, 
y un punto de luz turquesa dentro de la estrella).

¿Por qué las  diferenciamos?

Porque entrar en una frecuencia de luz, significa, estar en constante,
recepción de la misma, el rayo esmeralda, nace como unificación del 
rayo verde, que es el conocimiento a conciencia de uno mismo, y por ello 
sana y equilibra, por estar viviendo en su propia verdad, como ser vivo 
y en su verdad universal, como ser de luz. Y el rayo dorado, como 
frecuencia de energía en estado puro que lea porta conocimiento en 
todo momento.

Estar en la frecuencia esmeralda, es estar alineado con su 
propósito de vida en la tierra, y con sus deseos de vivir, crecer y 
experimentar, él es el motor de las nuevas realidades, desde la materia 
hasta su camino a recorrer en todas las cosas.

Por ello diferenciamos estar en la frecuencia, porque están siendo 
rodeados de este rayo de luz, sostenido a conciencia desde Alcion, 
para que descubran su verdad única, como seres multidimensionales, 
y cierren sus egos particulares, que les paralizan en su proceso de 
alma.

En cambio el rayo turquesa, es el que emana del cristal de su 
corazón, cuando encuentran su verdad, son ustedes los que 
desprenden esa frecuencia de luz al resto de la humanidad, cuando su 
corazón empieza a unificarse, con su plexo y garganta, en lo que 
conocen como corazón unificada y que más adelante o algunos de 
ustedes ya han unificado con otras frecuencias de luz, de todos sus 
chacras.

El rayo turquesa es el corazón de Mu, el corazón ascendido, que brilla, 
como las aguas marinas, en plena luz del sol.

Es su caja de resonancia, para comunicarse entre ustedes, entre 
especies y entre planos de existencia.
El rayo turquesa, en el portal dimensional de su ser, e irradia en tanto 
ustedes se comunican desde el corazón , tanto interna como 
externamente, incluso tan solo cuando entran paseando a un espacio, 
y sienten paz, así su vibración turquesa activara la frecuencia de luz 
de amor ternura y paz incluso en los que están enojados, restaurando 
su frecuencia de unidad.

Les queda un arduo trabajo, creen ustedes, pero realmente está todo 
más que recorrido, solo queda la rendición a su ser de luz, para que 
cierre sus capítulos anteriores, amado ser de luz, permítanse cerrar 
ciclos y permítanse, estar en plena paz.

Es ahora el momento de la transición y de compromiso con ustedes 
mismo, es ahora el mayor puente de luz en Gaia, para que ustedes 
puedan recordar su auténtico ser.

El llamado es de corazón a corazón, y cada uno responderá, en función 
de su frecuencia vibratoria, en función de su mayor bien, respeten todos 
los procesos y recuerden que son ustedes los han de sentir el llamado, 
como en la antigua Lemuria. Es el chakra del corazón unificado quien 
va a empezar a hablarles, en los próximos días en especial tras el 
eclipse, en todo Gaia.

Se despiden de ustedes con amor Sananda y Melchisedeck

 Para aquellos que deseen meditar con la frecuencia esmeralda, 
os dejo este ejercicio canalizado:

Gracias por compartir libremente, esta canalización, feliz día a todos, 
Elsa

http://www.ascensiongaia.es/
 https://www.facebook.com/ReikiPracticesAndAscensionalWork?ref=hl

- Copyright © PLANETA OASIBETH - Skyblue - Powered by Blogger - Designed by Johanes Djogan -