2/07/2018













El Arcángel Rafael es uno de los más importantes y que despierta mayor devoción junto a los Arcángeles Gabriel y Miguel. Rafael se traduce como Curación de Dios, aplicable no sólo a la salud física sino a la espiritual.
Siempre se le concede la potestad de sanación para alcanzar el balance entre las emociones y lo material. Su celebración se lleva a cabo los 24 de octubre y se asocia con las reuniones fraternas entre las personas.
El Arcángel  Rafael es considerado el patrón de los enfermos y hospitales y recuerde la importancia del cuidado del cuerpo para tener también un espíritu transparente. También, rige a los ciegos, médicos y enfermeras. Se le invoca su protección para sanar adicciones propias y de seres queridos.
Es representado como un peregrino con un bastón para recorrer el mundo y ayudar a las personas. En ocasiones porta una vestimenta de color verde por lo que se le asocia con la Madre Naturaleza y el equilibrio ambiental.
Es también el santo patrón de los ciegos, de los encuentros fortuitos, de las enfermeras, de los médicos y de los viajeros.
San Rafael Arcángel tiene mucha compasión por todos los seres, especialmente las personas que tienen algún mal físico, mental, emocional o espiritual. Se le puede pedir su intercesión para sanar las enfermedades y males de todo tipo, contra las adicciones, y para mantener sanos y salvos a los seres amados.
El Arcángel Rafael es considerado como regente de los Querubines y Arcángeles. Para invocarle, se coloca una vela verde los días jueves.

Meditación con el  Arcángel Rafael
Vamos a sentarnos en una silla, espalda relajada pero erguida, vamos a hacer unas respiraciones para tranquilizar y callar nuestra mente. En el momento que te concentres en las respiraciones ya verás como tu mente se aquieta y calla.
Inhalamos y exhalamos…inhalamos y exhalamos…si tenemos alguna molestia física la invitamos a irse, nos focalizamos donde la tengamos, llevamos la respiración en el lugar de la molestia y la invitamos a irse, siendo muy amables, dándole las gracias por el mensaje, que ya la has oído y entendido. Seguimos respirando, inhalamos, exhalamos… por unas cuantas respiraciones más.
Ahora visualiza como unas raíces salen de tus pies y van hacia el interior de la Madre Tierra, pueden ser grandes, pequeñas, delgadas, gruesas, tiernas o secas, no importa, simplemente visualiza la conexión con la Tierra.
Ahora visualiza un punto por encima de la cabeza, por encima del chakra corona, un punto desde el cual sale como un rayo de energía, de luz que va hacia el cielo, hacia el cosmos. Muy bien, eso es, lo estás haciendo muy bien. Ya estamos conectados con el Padre y Madre Divino.
Ahora invocamos  al Arcángel San Rafael, y nos visualizamos en un tubo grande de luz, de color verde esmeralda, estamos totalmente cubiertos por esa luz, esa energía sanadora, y le decimos al Arcángel San Rafael: Te invoco  Arcángel San Rafael y te pido que tu energía verde sanadora, sane todas mis dolencias físicas, que la energía sane  a toda mi musculatura, todos mis sistemas, y que llegue hasta la última célula de mi cuerpo, que todas mis dolencias físicas y espirituales que estoy padeciendo, se manifieste en ellas la curación perfecta y correcta. Gracias por disolver las causas negativas que no nos permitían tener buena salud.
Pedimos sanación para quienes estén padeciendo enfermedades físicas, pedimos sanación para la Madre Tierra, para que sanes todo el  resentimiento, rabia, odio, violencia, falta de respeto, dolores, envidias,  racismo. Amado Arcángel Rafael irradia tu perfección para sanar y curar todas las almas y seres de este planeta y que  cesen todas las desarmonías, todos los conflictos que no nos permiten tener un mundo mejor, baña con tu luz sanadora ahora y por siempre.
Gracias Arcángel San Rafael por tu ayuda y sanación.
Gracias, gracias, gracias. En plena Fe.
Así es.

- Copyright © PLANETA OASIBETH - Skyblue - Powered by Blogger - Designed by Johanes Djogan -