9/30/2019

POR AGESTA


Ama tu propia historia. Acéptala como es. Tu la escribiste antes de encarnar. La Divinidad guiará cada paso que des si tu le permites actuar en tu existencia.
La vida es un misterio, y hay cosas que no entiendes. Lo que si te aseguro es que hay un Plan Superior detrás de cada evento que te acontece.
Elogia a Dios con frecuencia y verás claramente como El utiliza todo para tu mayor bien.
Pídele que incremente tu fé. Cómo notarás que lo hizo? Cuando aumente tu capacidad para agradecer y para pensar positivamente.

"Oye y ten entendido, hijo mío el más pequeño, que es nada lo que te asusta y aflige. No se turbe tu corazón, no temas esa ni ninguna otra enfermedad o angustia. ¿Acaso no estoy aquí yo, que soy tu madre? ¿No estás bajo mi sombra? ¿No soy tu salud? ¿No estás por ventura en mi regazo?… ”
Santa María de Guadalupe a Juan Diego, 12 de Diciembre de 1531."
Aprópiate de esas palabras, pues también te las están diciendo a tí que ahora lées esta nota.
La Madre María siempre habla desde el amor, pues esa es su naturaleza. Ella no amenaza ni asusta a nadie. Todo lo contrario. Si te desvías de la verdad de tu corazón, Ella te trae de regreso a casa con la dulzura que la caracteriza.
No te dejes invadir por el miedo, pues este hace estragos en todo tu ser.

Has estado empujando la roca por años, ahora la Divinidad la va a mover. Lo único que pide de tí es que estés atento a las oportunidades que van a llegar, y que tengas la disposición de ponerte en acción. En el pasado, las oportunidades llegaron, pero tu no las reconociste. Abre los ojos, para que no te pase lo mismo. Algo grande viene para tí. Es el fín de las restricciones y autolimitaciones. Cuantas de estas restricciones son autoimpuestas y están limitando tu libertad?. Piénsalo y alístate para actuar.

Bendiciones, José Gabriel Agesta.

Pueden compartir la nota respetando la Fuente y el Texto.

- Copyright © PLANETA OASIBETH - Skyblue - Powered by Blogger - Designed by Johanes Djogan -