YO SOY EL “YO” (LA ORACIÓN DE “YO”)






















(En Hawaiano, “I” significa la Divinidad – el “YO SOY”)